El sacrificio del granjero

Vida oculta (A Hidden Life, Terrence Malick, 2019)

  vida-oculta-cartel-españaA lo largo de los casi 180 minutos que dura Vida oculta hay una pregunta que, explícita e implícitamente, se (le) hace en varias ocasiones (a) su protagonista. Si cree que su gesto, negarse a combatir en el ejército nazi y jurar lealtad a Hitler, servirá para algo, si trascenderá más allá de los muros de la prisión en la que está encarcelado, si se convertirá en ejemplo de que, desde las convicciones personales, basadas en una férrea conciencia espiritual, religiosa y humanística, se puede cambiar el rumbo de la historia. Esta cuestión sobrevuela el relato que Malick hace sobre la historia real de Franz Jägerstätter (interpretado por August Diehl). El relato, convertido por el director tejano en hagiografía [1], de un sacrificio que antepone las más profundas creencias personales al amor y la felicidad familiar e individual. Un gesto de resistencia (de raíz cristiana, enfrentado al mal) que pone al individuo frente a poderosas estructuras de poder político, social y económico. Una especie de espiritualidad libertaria que siempre ha estado presente en el cine de Malick.

vida-oculta-malick

  Ese poder está aquí representado por el gobierno nazi. Las primeras imágenes del film son extractos documentales, en blanco y negro y formato cuadrado, de algunos momentos del ascenso de Hitler al poder. Unas imágenes que tienen su contraste en las hermosas tomas del pequeño pueblo austriaco, perdido en las montañas, donde vive Franz y su mujer Fani (Valerie Pachner) con sus tres pequeñas hijas. Su vida como granjeros se parece más a una arcadia feliz o a un paraíso perdido que a una dura y sacrificada labor. La naturaleza, una vez más, se convierte en Malick no solo en sublime creación de Dios, perfecta y eterna, sino también en refugio frente a la banalidad (y maldad) del mundo. Esa comunión directa con la tierra acerca a sus personajes a una especie de paz espiritual en la que el amor familiar y los pequeños hechos cotidianos llenan sus sencillas vidas. Todo este primer tramo del film está dedicado a mostrar como el mal (y con él la desconfianza y el odio) se irá infiltrando en la pacífica vida de ese pequeño pueblo, perturbando la paz de la familia Jägerstätter.

hidden-life-malick

  Tras esta primera parte, que no aporta nada novedoso al tema de la “nazificación” de la sociedad alemana y austriaca (nos viene a la memoria un film de Frank Borzage con argumento semejante al de Malick y con mayor interés como The Mortal Storm, 1940), Franz es llamado a filas con la Guerra Mundial en marcha y se negará a hacer el juramento a Hitler por lo que será encarcelado. A partir de aquí, el film se estructura mediante el diálogo entre Franz y su esposa a través de la correspondencia que mantienen (publicada por la teóloga austriaca Erna Putz, una de las promotoras de la beatificación de Franz), alternando, en paralelo, las imágenes (y la voz en off, uno de los estilemas más reconocibles en el cine de Malick) de Franz en prisión y Fani en el pueblo.

  Con Vida oculta, Terrence Malick parece querer retomar el contacto con el gran público. La linealidad cronológica del relato, la sencillez al exponer el conflicto, la construcción de unos personajes con los que resulta inevitable (casi obligatorio) empatizar, las simples y reconocibles referencias histórico-políticas, hacen de Vida oculta un film “asequible”. Sin dejar atrás algunos de los rasgos de estilo que aparecieron (o se hicieron más notables) con su última gran película, El árbol de la vida (The Tree of Life, 2011): la citada voz en off (muchas veces estableciendo una polifonía de voces) o el uso de grandes angulares y movimientos de cámara envolventes (que pecan de enfáticos queriendo ser trascendentes), Malick abandona la “experimentación” –  consistente, en verdad, en llevar al límite algunas de las constantes que ya se apuntaban en su fundacional debut con Malas tierras (Bad Lands) allá por 1973 –  que lo había alejado de los circuitos comerciales [2].

vida-oculta-terrence-malick

  Pero esta vuelta y ese cambio no suponen una desviación del tono y la mirada ofrecidos en la década anterior. Lo que sí supone es la constatación de que, con el tiempo, Malick se ha vuelto un director demasiado engolado. Sus imágenes y su discurso (cada vez más cerca de la homilía) se revisten de un tono enfático que, paradójicamente, pretende celebrar (más bien sublimar) las virtudes de lo sencillo y lo simple. El tono religioso, trascendental y elevado del mensaje de Vida oculta, por otra parte repetitivo y no demasiado profundo, acaba fagocitando las posibles lecturas o reflexiones humanísticas (que las tiene) y políticas (que no las tiene ni se buscan) para ofrecer una ejemplarizante visión católica del sacrificio (emulando el de Jesucristo) y la resignación individual que busca grandes respuestas (“algún día sabremos por qué vivimos” dice Fani en una de sus últimas cartas) no en las imágenes sino más allá de las montañas.

hidden-life-terrence-malick

[1] Franz Jägerstätter fue reconocido como beato de la iglesia católica por el Papa Benedicto XVI en junio de 2007, pasando a formar parte del martirologio cristiano.
[2] En España siguen inéditos sus dos últimos trabajos de ficción: Knight of Cups (2011), fantástico film sobre la banalidad del mundo de Hollywood y uno de los mejores retratos contemporáneos de la ciudad de Los Ángeles y su espíritu y Song to Song (2017), relato que reflexiona sobre el amor y las relaciones amorosas dentro de la escena musical tejana. Films que no encontraron distribución a pesar de contar con repartos repletos de estrellas como Cate Blanchett, Rooney Mara, Christian Bale, Natalie Portman, Antonio Banderas, Michael Fassbender o Ryan Gosling.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .