Luces en la oscuridad

Una mujer fantástica (Sebastián Lelio, 2017)

  una-mujer-fantastica-cartel-españaLos primeros minutos de Una mujer fantástica están dedicados a la figura de Orlando (Francisco Reyes), un hombre maduro, importante industrial textil, al que vemos relajándose en una sauna, trabajando en su despacho y acudir por la noche al encuentro con su pareja (mucho más joven que él) en un local donde ella canta. Los dos van a cenar a un restaurante chino para celebrar el cumpleaños de ella. Más tarde, ya en su apartamento, hacen el amor. La “normalidad” de las situaciones retratadas le sirve a Lelio como contraste con el desarrollo posterior del film y como base para su discurso. Seguir leyendo…

Anuncios

Prueba de amor

Morir (Fernando Franco, 2017)

  cartel_morirMarta (Marian Álvarez) y Luis (Andrés Gertrudix) son una joven pareja que pasa unos días de vacaciones en la casa que les ha dejado un amigo en un pueblo costero del norte. Ella ha salido a darse un baño en el mar, a él lo vemos en casa preparando el desayuno. El ambiente otoñal de cielos grises, playas vacías y lluvia intermitente (un otoño que presidirá todo el film) fija el tono de la película además de hablarnos, en segundo plano, del carácter de sus personajes y de sus circunstancias. Marta y Luis prefieren alejarse del bullicio estival, de reuniones o encuentros con familiares o amigos. Seguir leyendo…

Delante del caos

Madre! (Mother!, Darren Aronofsky, 2017)

  madre-cartelDarren Aronofsky acaba siempre, en cierta forma, poniéndonos delante del caos. Un caos que tiene mucho de apocalipsis bíblico construido a base de símbolos, a veces indescifrables, cercanos a lo esotérico y otras, demasiado transparentes. Ese caos tiene su correspondencia en las imágenes y sonidos que emplea para ilustrarlo: distorsiones sonoras y visuales, planos aberrantes, imágenes brutales en el límite de lo soportable. Una intensidad, un estrés audiovisual que el cineasta neoyorquino lleva hasta el paroxismo en su última película. Ese apocalipsis tiene también su reflejo en la destrucción del propio relato que, al forzar sus componentes visuales, sonoros o argumentales, acaba perdiendo el contacto con los referentes de la realidad que ha retratado para convertirse en puro símbolo. Seguir leyendo…

No hay lugar para la inocencia

 The Big Night (Joseph Losey, 1951)

 the big night poster Esta modesta película (“oculta” bajo los grandes títulos que su director desarrollaría a partir de los años 60) fue la última dirigida por Joseph Losey en suelo norteamericano. Cuando esta estaba en proceso de montaje aceptó la dirección de Imbarco a Mezzanotte (1952), producción italiana que le permitió salir del país ante su posible y más que inminente citación por parte del Comité de Actividades Antiamericanas debido a su militancia en el Partido Comunista, al que se había afiliado en 1946. Nunca más volvió a trabajar en los Estados Unidos. Losey se estableció en el Reino Unido donde realizó la mayor parte de su filmografía hasta que murió en 1984, pocas semanas después de terminar su último film. Seguir leyendo…

La mujer y el monstruo

 La región salvaje (Amat Escalante, 2016)

 LaRegionSalvaje_cartel-españa Los primeros compases de La región salvaje son desconcertantes, tanto para quien acuda por primera vez al cine del mexicano Amat Escalante como para quien conozca sus tres anteriores largometrajes. El plano que abre el film muestra un asteroide flotando en el espacio exterior. Una imagen que parece extraída del hipnótico fragmento de la formación del universo en El árbol de la vida (The Tree of Life, Terrence Malick, 2011). En las siguientes imágenes, en una habitación oscura, de aspecto lúgubre e insalubre, semejante a una celda, una joven desnuda gime de placer. Nunca vemos con quien está. En una estancia contigua, un matrimonio conversa acerca de la joven y su “acompañante”. Seguir leyendo…

El dolor interior

 El amante doble (L’Amant double, François Ozon, 2017)

  cartel_el_amante_dobleComo sus personajes, François Ozon es un director con varias caras. Su filmografía se caracteriza por el cambio de registro, por ofrecer con cada nueva película un tono diferente que se ajuste tanto a las historias narradas como a sus intereses como cineasta. Ozon se siente cómodo en esa variedad tonal que le permite ir desde la supuesta frivolidad de la comedia vodevilesca en Potiche, mujeres al poder (Potiche, 2010) al terrible drama que mostraba las consecuencias individuales de la Gran Guerra en Frantz (2016) o al brillante juego metanarrativo que ponía en solfa los imaginarios pequeño-burgueses en En la casa (Dans la maison, 2012), por poner algunos ejemplos notables de su filmografía reciente. Esa aparente falta de coherencia tonal o genérica no le ha restado un punto del prestigio alcanzado, siendo un director bien atendido por crítica y público, además de contar con el apoyo de los grandes festivales, que estrenan puntualmente cada uno de sus nuevos trabajos. Seguir leyendo…

Terrores adolescentes

Verónica (Paco Plaza, 2017)

 veronica-paco-plaza-poster-españa Los miedos, las inquietudes o el desasosiego ante la realidad, ante un mundo lleno de misterios que tratamos de racionalizar, no siempre de forma satisfactoria, se hallan en la base del género de terror. Esos miedos (personales o colectivos) pueden tener diferentes encarnaciones: horrendos monstruos, apariciones fantasmales, crueles asesinos o diferentes seres que perturban nuestra comodidad. Por eso las mejores muestras del género parten siempre de la realidad que nos rodea, de nuestro entorno más cotidiano, funcionando como un espejo que nos devuelve su verdadero reflejo. Seguir leyendo…

Sofia Coppola y el remake

La seducción (The Beguiled, Sofia Coppola, 2017)

 la-seduccion-the-beguiled-carte-españa Habría dos formas posibles de enfrentarse al último largometraje de Sofia Coppola. La primera sería desconociendo por completo la película realizada en 1971 por Don Siegel y protagonizada por Clint Eastwood, conocida en España como El seductor, que adaptaba la novela de Thomas Cullinan [1]. En este sentido podríamos ver La seducción como una película perfectamente coherente e integrada dentro de la ya importante filmografía de la cineasta norteamericana. Seguir leyendo…

Western sin caballos

Cuerda de presos (Pedro Lazaga, 1955)

 10831 La leve premisa argumental de Cuerda de presos está expuesta en su primera secuencia. Un mando de la Guardia Civil lee las órdenes ante una pareja de guardias. El veterano Antonio Pedroso (Antonio Pietro) y el joven Silvestre (Germán Cobos) deben trasladar a pie, desde un pueblo de León hasta Vitoria, a un delincuente (Fernando Sancho) para ser juzgado. En ese trayecto, la película, que en un principio pudiera parecer un discurso a mayor gloria del instituto armado, muestra, a partir de la caracterización de sus protagonistas y la relación de estos con el paisaje natural y humano, un retrato de la España de finales del siglo XIX (época en la que se sitúa la historia) que no es sino reflejo de la España en la que fue concebido el film. Seguir leyendo…

Fantasías de extrarradio

 Abracadabra (Pablo Berger, 2016)

 Cartel_ABRACADABRALas primeras imágenes del tercer largometraje de Pablo Berger podrían intercambiarse con alguna de esas películas que han tratado de acercarse a cierta realidad social de la periferia de grandes ciudades españolas. Las carreteras de circunvalación como fronteras, los altos bloques de viviendas sociales que forman grandes masas de hormigón indistinguibles, un pequeño piso donde un hombre mira un partido de fútbol lanzando improperios, aislado de todo lo que le rodea. Una secuencia de apertura que bien podría haberse colado sin problemas entre los fotogramas de Barrio (Fernando León de Aranoa, 1998), El Bola (Achero Mañas, 2000), incluso entre los de Manolito Gafotas (Miguel Albaladejo, 1999) o en los de la reciente A cambio de nada (Daniel Guzmán, 2015). Seguir leyendo…